Iker López Consuegra arquitectura
El nudo Madrid, 2018 El nudo hace posible la continuidad entre los distintos elementos que generan una estructura para que sus esfuerzos puedan trasmitirse de manera segura y eficiente garantizando el equilibrio del sistema. Se pueden llegar a crear uniones flexibles, articuladas, rígidas y empotradas que pueden generar estructuras con un alto grado de complejidad y sofisticación. Siendo un elemento crucial para la generación de estructuras ligeras y no tan ligeras. Las uniones las podemos catalogar en de amarre, pasantes, de encaje, con conectores, de empalme y de soporte. Siendo las de amarre las más extendidas dada su facilidad de manufactura, generalmente se hacen con cuerdas creadas a partir de fibras entrelazadas, pudiendo ser éstas de tiras de bambú, fibras de palma, lianas, o básicamente cualquier material flexible y resistente. Pero no todas las uniones están formadas por fibras, también nos encontramos con uniones mixtas siendo estas la evolución natural, y técnica de los sistemas constructivos ligeros que realizan uniones pasantes como las usadas en la carpintería tradicional. Dentro de la importancia del nudo y de las uniones mixtas tenemos un gran ejemplo bastante más sofisticado. En el mundo moderno se podría decir que la empresa Scaffolding Great Britain Ltd es la primera que llevó a cabo los sistemas de andamiajes con procesos industrializados que consistían simplemente en distintas uniones estandarizadas metálicas y postes de madera, sistemas que prácticamente se mantienen igual hasta el día de hoy. Se usó por ejemplo para la reconstrucción del palacio de Buckingham, la universidad de Bristol, o en los astilleros de Hawthorne & Co. entre otras construcciones. Se podría decir que básicamente, como los inicialmente diseñados por la SGB, el gran valor de un sistema de andamiaje se lo da la sofisticación de sus nudos. El nudo pasa a ser un elemento fundamental para la estabilidad y geometría del sistema. En algunos casos será más rígido o más flexible, en ángulo recto, como nudos de carga o como nudos giratoritos. El diseño del nudo y su versatilidad es lo más complejo y sofisticado del sistema, como ocurre muchas veces en la arquitectura. Aunque ha evolucionado tenemos también el catálogo de accesorios que se acoplan y otorgan al sistema de nuevos usos: barandillas, escaleras, pasarelas… infinidad de complementos que permiten variedades morfológicas y tipológicas muy significativas. La importancia del nudo permite variedad en los materiales de las piezas rígidas longitudinales, que se adaptan a las capacidades económicas, logísticas y constructivas de cada territorio y obra arquitectónica. Año: 2018 inicio bio colaboraciones publicaciones contacto
en Madrid desde 2007
El nudo Madrid, 2018 El nudo hace posible la continuidad entre los distintos elementos que generan una estructura para que sus esfuerzos puedan trasmitirse de manera segura y eficiente garantizando el equilibrio del sistema. Se pueden llegar a crear uniones flexibles, articuladas, rígidas y empotradas que pueden generar estructuras con un alto grado de complejidad y sofisticación. Siendo un elemento crucial para la generación de estructuras ligeras y no tan ligeras. Las uniones las podemos catalogar en de amarre, pasantes, de encaje, con conectores, de empalme y de soporte. Siendo las de amarre las más extendidas dada su facilidad de manufactura, generalmente se hacen con cuerdas creadas a partir de fibras entrelazadas, pudiendo ser éstas de tiras de bambú, fibras de palma, lianas, o básicamente cualquier material flexible y resistente. Pero no todas las uniones están formadas por fibras, también nos encontramos con uniones mixtas siendo estas la evolución natural, y técnica de los sistemas constructivos ligeros que realizan uniones pasantes como las usadas en la carpintería tradicional. Dentro de la importancia del nudo y de las uniones mixtas tenemos un gran ejemplo bastante más sofisticado. En el mundo moderno se podría decir que la empresa Scaffolding Great Britain Ltd es la primera que llevó a cabo los sistemas de andamiajes con procesos industrializados que consistían simplemente en distintas uniones estandarizadas metálicas y postes de madera, sistemas que prácticamente se mantienen igual hasta el día de hoy. Se usó por ejemplo para la reconstrucción del palacio de Buckingham, la universidad de Bristol, o en los astilleros de Hawthorne & Co. entre otras construcciones. Se podría decir que básicamente, como los inicialmente diseñados por la SGB, el gran valor de un sistema de andamiaje se lo da la sofisticación de sus nudos. El nudo pasa a ser un elemento fundamental para la estabilidad y geometría del sistema. En algunos casos será más rígido o más flexible, en ángulo recto, como nudos de carga o como nudos giratoritos. El diseño del nudo y su versatilidad es lo más complejo y sofisticado del sistema, como ocurre muchas veces en la arquitectura. Aunque ha evolucionado tenemos también el catálogo de accesorios que se acoplan y otorgan al sistema de nuevos usos: barandillas, escaleras, pasarelas… infinidad de complementos que permiten variedades morfológicas y tipológicas muy significativas. La importancia del nudo permite variedad en los materiales de las piezas rígidas longitudinales, que se adaptan a las capacidades económicas, logísticas y constructivas de cada territorio y obra arquitectónica. Año: 2018
en Madrid desde 2007
El nudo Madrid, 2018 El nudo hace posible la continuidad entre los distintos elementos que generan una estructura para que sus esfuerzos puedan trasmitirse de manera segura y eficiente garantizando el equilibrio del sistema. Se pueden llegar a crear uniones flexibles, articuladas, rígidas y empotradas que pueden generar estructuras con un alto grado de complejidad y sofisticación. Siendo un elemento crucial para la generación de estructuras ligeras y no tan ligeras. Las uniones las podemos catalogar en de amarre, pasantes, de encaje, con conectores, de empalme y de soporte. Siendo las de amarre las más extendidas dada su facilidad de manufactura, generalmente se hacen con cuerdas creadas a partir de fibras entrelazadas, pudiendo ser éstas de tiras de bambú, fibras de palma, lianas, o básicamente cualquier material flexible y resistente. Pero no todas las uniones están formadas por fibras, también nos encontramos con uniones mixtas siendo estas la evolución natural, y técnica de los sistemas constructivos ligeros que realizan uniones pasantes como las usadas en la carpintería tradicional. Dentro de la importancia del nudo y de las uniones mixtas tenemos un gran ejemplo bastante más sofisticado. En el mundo moderno se podría decir que la empresa Scaffolding Great Britain Ltd es la primera que llevó a cabo los sistemas de andamiajes con procesos industrializados que consistían simplemente en distintas uniones estandarizadas metálicas y postes de madera, sistemas que prácticamente se mantienen igual hasta el día de hoy. Se usó por ejemplo para la reconstrucción del palacio de Buckingham, la universidad de Bristol, o en los astilleros de Hawthorne & Co. entre otras construcciones. Se podría decir que básicamente, como los inicialmente diseñados por la SGB, el gran valor de un sistema de andamiaje se lo da la sofisticación de sus nudos. El nudo pasa a ser un elemento fundamental para la estabilidad y geometría del sistema. En algunos casos será más rígido o más flexible, en ángulo recto, como nudos de carga o como nudos giratoritos. El diseño del nudo y su versatilidad es lo más complejo y sofisticado del sistema, como ocurre muchas veces en la arquitectura. Aunque ha evolucionado tenemos también el catálogo de accesorios que se acoplan y otorgan al sistema de nuevos usos: barandillas, escaleras, pasarelas… infinidad de complementos que permiten variedades morfológicas y tipológicas muy significativas. La importancia del nudo permite variedad en los materiales de las piezas rígidas longitudinales, que se adaptan a las capacidades económicas, logísticas y constructivas de cada territorio y obra arquitectónica. Año: 2018
en Madrid desde 2007
El nudo Madrid, 2018 El nudo hace posible la continuidad entre los distintos elementos que generan una estructura para que sus esfuerzos puedan trasmitirse de manera segura y eficiente garantizando el equilibrio del sistema. Se pueden llegar a crear uniones flexibles, articuladas, rígidas y empotradas que pueden generar estructuras con un alto grado de complejidad y sofisticación. Siendo un elemento crucial para la generación de estructuras ligeras y no tan ligeras. Las uniones las podemos catalogar en de amarre, pasantes, de encaje, con conectores, de empalme y de soporte. Siendo las de amarre las más extendidas dada su facilidad de manufactura, generalmente se hacen con cuerdas creadas a partir de fibras entrelazadas, pudiendo ser éstas de tiras de bambú, fibras de palma, lianas, o básicamente cualquier material flexible y resistente. Pero no todas las uniones están formadas por fibras, también nos encontramos con uniones mixtas siendo estas la evolución natural, y técnica de los sistemas constructivos ligeros que realizan uniones pasantes como las usadas en la carpintería tradicional. Dentro de la importancia del nudo y de las uniones mixtas tenemos un gran ejemplo bastante más sofisticado. En el mundo moderno se podría decir que la empresa Scaffolding Great Britain Ltd es la primera que llevó a cabo los sistemas de andamiajes con procesos industrializados que consistían simplemente en distintas uniones estandarizadas metálicas y postes de madera, sistemas que prácticamente se mantienen igual hasta el día de hoy. Se usó por ejemplo para la reconstrucción del palacio de Buckingham, la universidad de Bristol, o en los astilleros de Hawthorne & Co. entre otras construcciones. Se podría decir que básicamente, como los inicialmente diseñados por la SGB, el gran valor de un sistema de andamiaje se lo da la sofisticación de sus nudos. El nudo pasa a ser un elemento fundamental para la estabilidad y geometría del sistema. En algunos casos será más rígido o más flexible, en ángulo recto, como nudos de carga o como nudos giratoritos. El diseño del nudo y su versatilidad es lo más complejo y sofisticado del sistema, como ocurre muchas veces en la arquitectura. Aunque ha evolucionado tenemos también el catálogo de accesorios que se acoplan y otorgan al sistema de nuevos usos: barandillas, escaleras, pasarelas… infinidad de complementos que permiten variedades morfológicas y tipológicas muy significativas. La importancia del nudo permite variedad en los materiales de las piezas rígidas longitudinales, que se adaptan a las capacidades económicas, logísticas y constructivas de cada territorio y obra arquitectónica. Año: 2018
Iker López Consuegra
arquitectura
inicio
colaboraciones
publicaciones
contacto
bio
en Madrid desde 2007